Traductor

jueves, 18 de septiembre de 2014

Mi regalo de Navidad

-¿Demasiado mayor? ¿Enserio mamá?
-Exactamente, y no te lo repetiré más veces.
-Pero, ¿por qué? No tiene sentido, no es justo.
-¡Me da igual que sea justo o no! Este año solo tu hermana tendrá regalo y fin de la discusión.
Cierra la puerta de mi habitación y se va.
^Pero bueno, desde cuando se es demasiado mayor para estas cosas. Yo en navidad tengo espíritu de niña, así que yo también debería tener mi regalo, no solo mi hermana pequeña.^
Fuera de mis malos pensamientos escucho unos sonidos en la puerta, voy a abrirla y... cómo no, ahí tenemos a la cotilla del mes, mi hermana.
-¿Estás bien? He escuchado que le has gritado a mamá.
-Déjame en paz.
Le cerré la puerta en las narices.
^Ahora que lo he hecho me siento un poco mal, al fin y al cabo ella no tiene la culpa^
A la mañana siguiente...
-¡Mita, mira lo que me han regalado, justo lo que yo quería!
-Muy bien, me alegro por ti y ahora ¿me dejas seguir durmiendo?
-Debajo del árbol también había algo para ti.
-¿A sí? A ver.
Me lo dio, no era muy grande y ponía de de tu hermana para mi hermana, a la que los reyes han olvidado pero yo no.
^Qué maja, después de haberme portado tan mal con ella...^
-¡Ábrelo, ábrelo ya!
Estoy muy ilusionada, pero a medida que voy abriendo mi regalo mi nivel de alegría decrece. Me mira con los ojos muy abiertos esperando a que diga algo.
-Emm ¿por qué me regalas un bote de cristal vacío?
-¡No está vacío! Está lleno de todo mi amor y cariño para que cuando estés triste o enfadada lo abras y te sientas mejor.
^No puedo creerlo^
Las lágrimas empiezan a brotar de mis ojos.
^Puede que nosea el regalo que esperaba, aunque tampoco esperaba ninguno. Pero este ha sido el mejor regalo de navidad que he tenido nunca.^